Spanish

¡Sorry for the Drama! ¿Debería Maruv aceptar ir a Eurovisión 2019?

Uno de los últimos países en seleccionar a su representante ha sido Ucrania, el cual ha seleccionado el pasado sábado a su representante por derecho en Eurovisión 2019 a través del ‘Vidbir’, formato empleado por cuarto año consecutivo por la cadena ucraniana. El formato consta de un sistema de votación formado por un jurado nacional de expertos y el tele-voto al 50% de la responsabilidad.

La vencedora tras el computo de ambas votaciones resultó ser Maruv con la canción “Siren Song (Bang!)” con la cual”tiene la oportunidad” de viajar hasta Tel Aviv para intentar conseguir mantener la trayectoria de finales consecutivas e intentar luchar por un buen top en el certamen. Sin embargo, a pesar de ser la segunda opción mas votada del jurado y la gran favorita del tele-voto, la ganadora se ha visto involucrada en un drama geopolítico originado por la cadena nacional con respecto a su participación en el festival de Eurovisión 2019.

Cabe recordar que tras el anunció sobre los 16 participantes de su preselección nacional, una de las concursantes Tayanna se retiró de la competencia, siendo sustituida por Maruv y la canción “Siren Song“.

Durante la emisión de la gran final y la valoración de Jamala, miembro del jurado nacional, la ganadora del festival de Eurovisión 2016 le hizo una embarazosa pregunta a Maruv sobre Crimea, la región que disputa de un grave conflicto entre Ucrania y Rusia. Esta pregunta fue tan inoportuna como impertinente y bajo mi punto de vista fue lanzada con suma maldad, ya que Maruv es una artista con bastante fama tanto en Ucrania como en Rusia, y participó en ‘La Voz Rusia’ bajo el equipo se Sergey Lazarev (Representante de Rusia en Eurovisión 2016). A esta pregunta Maruv contestó de manera breve e incomoda ya que en un concurso de canciones no se deberían de incorporar preguntas de índole político.

La televisión ucraniana se guarda cada año el derecho a aceptar o no la candidatura ganadora, algo que considero bastante lógico a la vez que incrédulo, ya que es normal que los artistas de manera anterior y posterior a la final nacional firmen un acuerdo de representación en el certamen, lo que no es explicable es la intención de la cadena a cancelar la candidatura ganadora a posterior, ya que se supone que si aceptas a 16 participantes para tu final nacional, estás de acuerdo en que todas esas candidaturas cumplen un reglamento establecido y una serie de normas que si posteriormente y varios meses después quieres recriminar estás usando un método de trabajo tan poco fiable como contradictorio.

Es cierto que llevan unos años que el representante ucraniano tiene que hacerse responsable del coste y financiación de su candidatura y por ello hacen poca promoción al rededor de Europa entre otras campañas, lo cual no lo veo recriminable en Maruv, ya que sus predecesores también pagaron los costes de sus propias candidaturas. Lo que si es recriminable es que Maruv ha tenido muchas más clausulas en su presunto contrato de representación que los anteriores ganadores de la final nacional, lo cual incita a pensar el presunto interés de la cadena nacional por que Maruv se retire se la competencia tras haber ganado, en resumidas cuentas de un posible boicot.

Cabe recordar que Maruv es una artista con bastante fama tanto en Rusia como en Ucrania, al igual que otros muchos cantantes de la región. Entre otras condiciones la NTU obliga a Maruv a cancelar todos sus conciertos en territorio ruso durante el periodo de transición a Eurovisión, lo que me parece muy sucio y reprochable ya que al fin y al cabo la labor de un cantante es dar conciertos y expandir su música por el mayor territorio posible, de eso viven todos los artistas.  También se obligaría presuntamente a la cantante a transferir los derechos de autor de Warner Music Russia a una entidad general, ya que consideran a Maruv ‘como una enemiga y traidora de la patria’. Esto me parece ya no solo jugar con el trabajo sino también con el futuro de un cantante, ya que si Maruv firma el contrato su futuro en la industria musical rusa será muy complicado y con ello su economía se verá reducida. Además no debería de permitirse cierto trámite ya que en el momento que se dejó a Maruv participar en la final nacional, la NTU no puso impedimentos con la discográfica de su canción.

Maruv ha oficializado en las redes sociales que estaría dispuesta a cumplir estas dos condiciones para representar a Ucrania en el festival, pero el supuesto contrato no tendría solo esas dos cláusulas. Si la cadena lo desea, Maruv tendría que acudir a todos los eventos de interés privado, así como no podría dar entrevistas con medios de prensa sin autorización de la cadena. En caso de incumplimiento no solo la descalificarían sino que debería pagar una multa de 2 millones de grivnas (aproximadamente 65000 euros).

Por el presunto contrario la televisión ucraniana no ofrecería ningún apoyo financiero, económico o promocional a su representante, lo cual aumenta la presión que tiene la propia artista para tomar la decisión, ya que solamente le han concedido un plazo de 48 horas para firmar el contrato.

Estas clausulas del presunto contrato han sido publicadas por la propia artista a través de sus redes sociales, lo cuales generan una sensación de admiración por parte de mi y seguro que de mucha parte del público.

https://www.instagram.com/p/BuSYdiWgd6z/?utm_source=ig_web_options_share_sheet

Todo el mundo se hace dos preguntas.

  • ¿DEBERÍA MARUV ACEPTAR LAS PRESUNTAS CONDICIONES DE LA CADENA O DEBERÍA DE RETIRAR SU CANDIDATURA PARA EUROVISIÓN?

Yo no soy quien para juzgar las decisiones de nadie y mucho menos para involucrarme en un drama tan serio, pero he de decir que me encuentro francamente dividido entre la indecisión y la esperanza.

Es cierto que la canción ‘Siren Song’ me encanta y me encantaría verla en el festival de Eurovisión dado a que considero que tiene mucho potencial y presencia escénica, por lo cual cada minuto que pasa rezo por que Maruv firme ese contrato y pueda luchar por el trofeo de cristal en Tel Aviv.

Pero he de decir que una parte más racional de mi subconsciente cree y defiende que ningún artista debe de ver como una entidad vulnera y destroza sus derechos de libertad y expresión como la cadena ucraniana está haciendo presuntamente con Maruv, por lo tanto como ciudadano y defensor de la libertad individual creo que lo más oportuno y adecuado sería que Maruv renunciara a representar a Ucrania en Eurovisión 2019, ya que considero que si en el mes de febrero se está tirando de artillería, no me quiero imaginar los dos meses de sufrimiento y boicot que le esperan a la podre Maruv hasta el mes de mayo.

Me apena mucho decir lo que he dicho, pero si Maruv tiene que esperar unos años para representar a Ucrania en el festival y hace falta un cambio de delegación o unas sanciones por parte de la EBU, es mejor que espere y cumpla su sueño libre y feliz a que lo cumpla condicionada por una televisión de fiabilidad dudosa.

Por otra parte quería comentar la polémica que hay sobre las propuestas de otros países para que Maruv les represente y el rechazo provisional de la artista, ya que si ella es Ucraniana y su sueño es representar a su bandera, entiendo que se sienta incómoda representando a otro país que no es su origen natal, a pesar de que les muestren más respeto que la cadena estatal que tiene.

  • ¿POR QUÉ LAS AUTORIDADES U ORGANIZACIONES PERTINENTES NO PONEN MEDIDAS CLARAS A PAÍSES TAN CONFLICTIVOS COMO UCRANIA Y SUS CADENAS TE TELEVISIÓN?

Esta debe de ser la pregunta del millón. Considero que la EBU, la Unión Europea de Radiodifusión y la propia organización del festival de Eurovisión (ordenados de más poder a menos) debería de estar pendiente de cada uno de los procesos de preselección de manera minuciosa y desinteresada. También considero que se deberían de establecer unas normas generales así como dar un toque de atención o sancionar a aquellos países que vulneren la armonía en el festival así como manipulen la música por medio de la geopolitización, que debe de mantenerse al margen del festival.

Si para que estos países dejen de lanzar heces al festival y a sus propios artistas deben de ser sancionados mediante la expulsen, creo que todos estamos de acuerdo en que preferimos un festival con menos países a un festival envuelto por dramas políticos que no deberían tener relación alguna con el certamen.

Desde aquí quiero pedir que el organismo pertinente obligue a la cadena a garantizar la fiabilidad de su método de preselección mediante la justicia y la coherencia, así como se le blinde la oportunidad a Maruv de representar a su país con las mismas condiciones que sus predecesores y que el contrato firmado con anterioridad a la preselección nacional.

La libertad de opinión y los derechos del artista han de ser primordiales para una participación en el festival de Eurovisión, ya que se creo `para unir a todos los países de Europa tras la guerra mundial. ¡We need more peace and more love!

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top