Spanish

Reaccionando a Eurovisión 2019: Suecia

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2019 ha llegado a su final y es el momento de que cada país comience a promocionar sus candidaturas de cara al próximo mes de mayo.

Suecia ha seleccionado a su representante a través del tradicional Melodifestivalen 2019, la preselección nórdica que a través de diferentes formatos lleva eligiendo a la candidatura sueca en Eurovisión desde 1958. Actualmente un total de 28 candidatos luchan en un cúmulo de 4 semifinales y una repesca para conseguir uno de los 12 boletos para la gran final. El ganador es elegido por el cómputo de un jurado internacional y un tele-voto.

Tras el computo de las dos votaciones, el ganador resultó ser John Lundvik con la canción “Too Late For Love”, con la cual intentarán conseguir la novena final consecutiva del país en el certamen.

He de decir que la mayoría teníamos asumidos que John Lundvik ganaría el Melodifestivalen este año, además fue el favorito tanto del público como del tele-voto, lo cual demuestra que por una amplia diferencia de puntos sus rivales tenían poco que hacer por luchar por la victoria porque estaba muy decidido. A esto he de añadir que John no era mi propuesta favorita, pero si una propuesta muy decente que me gusta bastante y estoy seguro que llevará a Suecia a una buena posición.

La canción está claramente influenciada en la candidatura de Cesar Sampson el año pasado, pero por querer hacer el mismo estilo musical que triunfó el año pasado no hay porque denominarla copia, ya que la canción de John es bastante más dinámica y creo que entra mucho más fácilmente que ‘Nobody But You‘.

La canción comienza de una manera tranquila y relajada, pero muy pronto comienzan a aparecer pinceladas en el instrumental que hacen notable la evolución de la canción. El primer estribillo salta de una manera muy limpia y explosiva, en todo momento acompañado de un coro gospel femenino que hace brillar mucho más a la canción. La segunda estrofa vuelve a relajar un poco la canción para potenciar el minuto y medio del final de una manera explosiva y muy atractiva.

La escenografía es sencilla y creo que no necesita nada más, la canción gana por sí sola. Un aspecto que me gusta mucho es la importancia que John Lundvik le da a los coros en todo momento, ya que desde que salen por primera vez con esos relámpagos de luz hasta el final de la canción están junto a él en el plano. También me gusta mucho la actitud extrovertida de Lundvik sobre el escenario y la sonrisa que mantiene en su rostro durante toda su aparición, transmite buenas vibraciones y hace que el espectador disfrute mucho mas la canción.

Creo que tanto jurado como tele-voto valorará de manera positiva esta candidatura, por lo cual veo muy probable un top5 de Suecia en Tel Aviv, aunque en Eurovisión nunca se puede predecir nada con absoluta certeza porque puede haber sorpresas.

Deseo a la delegación sueca toda la suerte del mundo en Tel Aviv, y me alegro de poder ver una candidatura cuidada y que no busca el simple voto por medio de una puesta en escena ¡A por todas!.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top