Noruega

Reaccionando a Eurovisión 2019: Noruega

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2019 ha llegado a su final y es el momento de que cada país comience a promocionar sus candidaturas de cara al próximo mes de mayo.

Noruega ha seleccionado a su representante a través del tradicional Norks Melodi Grand Prix 2019, la preselección noruega que lleva utilizándose desde el año de su debut 1960. Un total de 10 canciones aspiraron a representar al país nórdico en Tel Aviv pero solo 4 de ellos consiguieron pasar a la segunda ronda gracias a la votación computada del jurado internacional y el tele-voto. Estos 4 concursantes se fueron enfrentando a la audiencia mediante duelos hasta solo quedar un ganador.

El trío Kiino resultó como vencedor del Melodi Grand Prix 2019 con la canción “Spirit In The Sky”, con la cual intentarán conseguir la tercera final consecutiva del país en el certamen.

Creo que guste más o guste menos debemos de admitir que Noruega ha apostado por una canción original y diferente a lo que se suele ver en el certamen y más concretamente ondeando la bandera del país nórdico. A mi personalmente me encanta.

La canción dota de sonidos bastante actuales en cuanto al instrumental, fusionados con sonido puramente nórdicos interpretados por uno de los integrantes del trío. Esta fusión hace que la canción brille con un ambiente misterioso pero cargado de energía.

El concepto escénico de los participantes de noruega no lo he acabado de entender, ya que en la mayoría de las actuaciones había un número de personas sobre el escenario que superaba con creces los 6 miembros permitidos en el festival. En este caso estaban los 3 cantantes, 2 bailarines, 10 personas tocando el tambor y todo el atrezo ondeando banderas en el público, una cifra totalmente alejada de la realidad.

Como concepto hay cosas que me gustan y cosas que no. Por ejemplo los dos bailarines me sobran totalmente al principio de la canción, ya que les quita protagonismo a los propios artistas al inicio de la canción, que es cuando más tienen que captar al espectador. Sin embargo añadiría un bailarín con caracterización nórdica en el momento del sonido étnico en el puente de la canción. Lo de los tambores me parece buena idea y lo de que entren por la pasarela también, pero deberían de llegar hasta el escenario, ya que si quieren adaptar el atrezo con las banderas deberían de ser los mismos extras del tambor los que impulsen las banderas nórdicas en la actuación.

Los colores en tonalidades verdes y azules están muy acertados, ya que son los colores más asociados a los países nórdicos y algunos de sus fenómenos más destacados como las auroras voleares o el mar asociado a los vikingos.

Espero que Noruega sepa adaptar todas estas cualidades al escenario de Eurovisión, porque en canciones tan diferentes una mala puesta en escena puede desinflar toda la propuesta y Noruega en escenografías sencillas suele hacer un gran rendimiento y destacar, pero en escenografías elaboradas flaquea algo más.

Deseo a la delegación de Noruega la mayor de las suertes y espero que puedan conseguir la plaza para la final, ya que aportan algo novedoso y original.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top