Armenia

Reaccionando a Eurovisión 2019: Armenia

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2019 ha llegado a su final y es el momento de que cada país termine de promocionar sus candidaturas de cara a los primeros ensayos de Eurovisión.

Armenia ha sido uno de los últimos países en desvelar su candidatura para el festival de Eurovisión 2019, sin embargo fue uno de los primeros en escoger a su representante en el certamen. Antes de navidad, Srbuk fue anunciada como la abanderada de Armenia en Tel Aviv pero tuvimos que esperar hasta mediados de marzo para escuchar su balada “Walking Out“.

Armenia es uno de los países más arriesgados del festival, ya que cada año manda candidaturas totalmente opuestas con artistas y estilos bastante diferentes y variados. Además, creo que cada vez que hacen una elección interna son conscientes de que buscan canciones potentes y cargadas de esencia. No obstante creo que es la primera vez que no escucho esencia caucásica en la producción de la candidatura armenia.

La canción irradia fuerza y potencia desde el primer acorde del instrumental y uno de sus puntos fuertes es el gran carisma y presencia escénica de Srbuk, ya que cada vez que interpreta la balada se la ve segura de lo que hace y bastante convencida de cada verso y de cada entonación, algo que he de destacar y agradecer en un artista que disfruta de lo que hace y hace disfrutar al espectador.

Además, es una propuesta que con las escuchas cada vez gana más apoyo ya que cada reproducción me transmite más ganas de escucharla y acabo desembocando en un bucle de motivación y autoestima. Posee una estructura con una marcada evolución que desemboca en los estribillos con certeza y en el puente final con una explosión de garra y energía.

El videoclip es bastante simbólico, ya que está marcado en colores blancos y negros que demuestran las inseguridades de la artista y la persona y como la gente es capaz de manipularlas, pero a su vez hay enfoques en tonalidades rojas que muestran la fuerza que cada persona tiene en su interior y que es capaz de romper esas inseguridades y miedos.

Espero que Armenia nos sorprenda con una escenografía cargada de simbolismo y desarrolle una buena realización, ya que es lo único que necesita para ganarse al espectador, dado que la voz y el carisma le sobra por todos los poros de su cuerpo. Yo apostaría por una Srbuk vestida de un color llamativo mientras que sus coristas vayan de colores apagados, para así demostrar la fuerza de voluntad del ser humano y las ganas de superación. Así mismo apostaría por algún elemento escénico no demasiado recargado o incluso con proyecciones.

Deseo a la delegación armenia toda la suerte posible en Tel Aviv y espero verles en la gran final.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top