Home / Spanish / Melfest entre estrellas: Loreen

Melfest entre estrellas: Loreen

Hoy comenzamos una nueva sección en la columna de opinión, llamada ‘Melfest entre estrellas’. Durante las próximas semanas recordaremos el paso de aquellos concursantes que a pesar de participar en 2017, ya han pisado el escenario del Melodifestivalen, o incluso el de Eurovisión.

En nuestro primer reportaje hablaremos de Loreen, la sueca de ascendencia berebere que consiguió conquistar Eurovisión y transmitir su euforia por medio planeta. Así hablaremos de su paso por el Melodifestivalen y su proyecto para 2017.

La trayectoria musical de Loreen comenzó en 2004 cuando participó en ‘Idol’ uno de los programas musicales suecos más aclamados, donde una joven Loreen Talhaoui logró la cuarta posición.

Su primera participación en el Melodifestivalen fue en 2011, cuando infundada en un chaleco de flecos rojos a juego con su pintalabios interpretó ‘My Heart Is Refusing Me’ un tema que a pesar de conseguir buenos puestos en el chart sueco, se relanzó tras la victoria de Loreen en Eurovisión 2012.

Loreen avanzó hasta la Second Chance, donde no superó la barrera de las batallas y fue eliminada por Sara Varga con la canción ‘Spring För Livet’

Loreen no se dió por vencida, y decidió volver a participar en el Melodifestivalen al año siguiente, con el tema ‘Euphoria’. Su propuesta partió como favorita desde un principio, pero tuvo que hacer frente a Danny Saucedo, otro rostro conocido del concurso que se postulaba como digno aspirante a Eurovisión con la canción ‘Amazing’  la cual , atraía al espectador por sus trajes LED.

Finalmente la misteriosa coreografía de ‘Euphoria’ y la potente voz de Loreen consiguieron conquistar al conjunto sueco y se convirtió en la vencedora del Melodifestivalen, representando, por consecuente, a Suecia en Eurovisión.

Loreen se convirtió en la representante de Suecia en Eurovisión 2012, y desde este momento las casas de apuestas se volvieron locas con su participación, ya que se mantuvo en la primera posición durante todo el periodo de preselecciones, hasta llegar a Bakú. En esta etapa también surgió la idea de que las abuelitas rusas ganarían el concurso imponiéndose a la sueca.

Finalmente Loreen consiguió ganar el certamen sin ningún problema, consiguiendo un total de 372 puntos, siendo esta la segunda mayor puntuación conseguida en el certamen con el sistema de votación tradicional. Así, consiguió una ventaja de más de 100 puntos respecto a las rusas y los votos de 40 de sus 41 países contrincantes, siendo Italia el único que no otorgó votos al ganador.

El festival se trasladó a Malmö (Suecia) para 2013, donde arrancó con una emotiva interpretación de ‘Euphoria’ cantada por cientos de niños, los cuales, apoyados por Loreen tradujeron el mensaje al código de signos, un acto tan respetable como emotivo para todos aquellos espectadores que por desgracias de la vida padecen sordera. Así, la cantante se introdujo en medio del público dando a entender que la protagonista no era ella, sino que era una espectadora más que disfrutaría del concurso y de sus aspirantes.

La cantante de ascendencia berebere, volvió a aparecer en el interval act de la gran final, una vez concurridas las 26 actuaciones que lucharían por la victoria durante las votaciones. Una vez más, la que en aquel momento era aún la vigente ganadora de Eurovisión, nos ofreció una actuación impactante y trabajada, con rasgos de su ascendencia, potencia vocal y originalidad técnica y escénica.

Loreen volvió a pisar el escenario del Melodifestivalen para el 2015, cuando presentó su nuevo hit ‘Paper Light (Higher)’. Presentó un tema innovador y comercial, pero su escenografía no se quedó nada atrás. Su atrevida caracterización en la cual carecía de prenda superior, sin llegar a enseñar sus virtudes carnales a la cámara, lo cual dió mucho de qué hablar. Su escenografía fue propia de un absoluto videoclip y por ello, el público aclamó su participación para la próxima edición del Melodifestivalen.

Loreen nunca olvidó su trayectoria musical y comprende que su paso por Eurovisión marcó un antes y un después en su vida y en su carrera, por ello, representó a Suecia en el ‘Euroovision Greatest Hits’ volviéndonos a argumentar por qué es la reina de los escenarios. Cierto es que jamás encontraremos dos actuaciones de la sueca iguales, ya que o bien varia en la entonación de la letra o en sus espectaculares escenografías, que de manera constantes nos dejan asombrados e inciertos.

Así, se mostró sobre el escenario rodeada de telas blancas en movimiento y con el pelo mojado para interpretar el tema más vendido de la era moderna de Eurovisión, para celebrar el sesenta cumpleaños del certamen musical más importante de Europa y del mundo.

Ahora, tras haber recorrido medio planeta y haber vendido multitud de copias y discos, Loreen se presenta de nuevo a la preselección más espectada de todas, y pretende con ello volver a representar a Suecia en Kiev 2017.

La cantante afirma que no cree que sea posible destruir ‘Euphoria’ pero que intentará transmitir un mensaje potente con su propuesta ‘Statements’

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Send this to friend