Azerbaiyán

El ojo de los ensayos: Eurovisión 2019 (Cuarta jornada, parte 2)

Durante los siguientes días comentare mis impresiones sobre los primeros ensayos de Eurovision 2019. He de aclarar que simplemente los artistas están teniendo su primer contacto con el escenario, y pueden darse modificaciones al respecto así como en cuanto a la realización o la escenografía. También he de decir que es una opinión personal y, en ningún momento, las intenciones serán las de ofender o menospreciar una candidatura.

Estos han sido los países que han ensayado durante la jornada de tarde:

  • Noruega: KEiiNO – “Spirit in the Sky”

El primer ensayo durante la jornada vespertina de ensayos de ayer fue el de la delegación noruega, el cual para mí ha supuesto uno de los mayores flops de esta edición.

Es cierto que creo que han sabido corregir muchos aspectos mal planteados con respecto a su final nacional, entre los cuales estaba reducir el elevado numero de personas sobre el escenario los cuales no solo han sido adaptados al máximo de Eurovisión sino que han decidido no contar con la ayuda de coristas en Tel Aviv, dejando un escenario en ciertas partes vacío o sin dinamismo. La escenografía es mucho más clara y limpia, pero he de decir que para mí ha perdido la esencia nórdica que les caracterizaba con las tonalidades verdes y las banderas vikingas.

No obstante he de decir que han optado por una escenografía futurista con los fondos bien definidos y con el soporte de efectos como la niebla densa o el fuego, los cuales dotan de fuerza y expectación en ciertos momentos de la escenografía sin excederse o sobrecargarlo. También he notado que están mucho mejor definidas las posiciones de los tres miembros del grupo creando una realización más ordenada que en la final nacional.

  • Países Bajos: Duncan Laurence – “Arcade”

Tengo sentimientos encontrados y contradictorios con respecto al ensayo del que actualmente es el favorito en las casas de apuestas de Eurovisión 2019.

Por una parte me he enamorado de la esencia visual y el diseño de los gráficos y hologramas de la candidatura neerlandesa, ya que crean una sensación calmada y muy intimista de la balada donde en ocasiones no parece que Duncan esté cantando sobre un escenario sino sobre un mar de sentimientos y emoción. También me gusta el matiz de la bombilla solitaria en medio del escenario, ya que es la luz que marca la esperanza de resurgir en un mal momento personal, y esa esperanza jamás hay que perderla pues es la que nos hace valientes.

Sin embargo, hay otra parte que no me ha terminado de convencer pese a agradarme puesto que creo que Duncan es capaz de transmitir más estático en un pie de micro con una realización lenta y enfocada o al menos podrían haber escogido un piano visual y elegante, ya que este me parece algo simple. No obstante no creo que sea un factor de gran peso el diseño del piano ya que por su emotiva voz será capaz de encandilar al público y conseguir el pase a la gran final con gran certeza.

  • Macedonia del Norte: Tamara Todevska – “Proud”

Estoy muy contento con la delegación macedonia ya que es la primera vez en mucho tiempo que trae los deberes hechos de casa y elabora una escenografía visual y acorde a la canción con un vestuario elegante y sofisticado. Me entristece mucho ver como Rusia ha utilizado un concepto escénico similar actuando antes en la misma semifinal, ya que este trabajo realizado puede verse eclipsado por otro más detallado o invertido.

Sin lugar a dudas va a ser una de las actuaciones más emotivas y arraigadas de esta edición. Vocalmente ha sido uno de los mejores ensayos de estas cuatro jornadas, tanto como por la artista como por los backing vocals. Espero una realización cercana y progresiva aunque lenta y minuciosa.

  • Azerbaiyán: Chingiz – “Truth”

Para la gran mayoría de la prensa este ha sido el ensayo más destacado y con mayor sorpresividad de la cuarta jornada de ensayos protagonizando una de las mayores subidas en apuestas saltando de la décimo tercera a la cuarta posición y ganando la press poll.

Es cierto que me esperaba un concepto escénico diferente, con paneles LED, fondos tétricos y multitud de coristas danzando al rededor del escenario con maquillaje y vestuarios extravagantes, no obstante creo que Azerbaiyán ha apostado por algo innovador, original y diferente desde otro punto de referencia. Es una actuación futurista, con dos brazos mecánicos y un elemento escénico de forma triangulas. Me espero una realización explosiva y con presencia de hologramas o efectos especiales, pero no me parece una candidatura favorita y puede estar vendiendo humo antes de tiempo. Independientemente del resultado, esto es traer los deberes bien hechos.

Continuaré la jornada de ensayos con un nuevo artículo de opinión. Gracias por tu atención.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top