Australia

El doble filo de Australia en Eurovisión

Dedico un tercer y por el momento último artículo a Eurovisión Asia, hasta el conocimiento de nuevos datos sobre el formato.

En anteriores artículos he comentado acerca de la idea del formato, y de la posible participación del ganador asiático en el Eurovisión del viejo continente.

Ahora bien, todos tenemos una duda, que cada vez de duda tiene menos: ¿Dónde participará Australia? ¿En Europa? ¿En Asia? Me da que la respuesta va a ser en ambas.

Desde su debut en Eurovisión 2015, Australia se está consolidando como una de las potencias más influenciadas del Eurovisión europeo. Esto es así dado a que en sus tres participaciones, han conseguido un quinto, un segundo y un noveno puesto, respectivamente. Este hecho ha logrado que muchos fans que en un principio veían a Australia como el ‘pintamonas’ de Eurovisión, ahora lo vean como ‘Una gran potencia’.

Además, desde su segunda participación, Australia se ha visto obligada a abandonar el pase directo a la final, y pasar por las semifinales del concurso, obstáculo que no les ha costado nada superar hasta el momento.

Es cierto que Australia aporta calidad musical y buena producción musical al formato europeo, pero tampoco podemos olvidar que de alguna manera se han modificado el reglamento para su participación.

Mi opinión es que ahora que Eurovisión Asia va a cobrar forma, y las regiones del pacífico, entre las cuales se encuentra Australia van a participar en él, además como miembro del Big-5, se debería de dejar de ligar a Australia con Eurovisión. No lo digo por tener nada en contra del país, sino por unos motivos que voy a explicar a continuación.

Se rumorea que el ganador de Eurovisión Asia participaría de manera oficial en Eurovisión Europa. Por este motivo se darían dos plazas a países que por norma general no pertenecen al formato europeo. No obstante, me parece injusto que Australia tuviese un trato de favor sobre el resto de países asiáticos que no participarían en el formato europeo.

Creo que si se nos quiere dar la imagen de abrir las fronteras de la música, se deberían de abrir sin preferencias, y por ello admitir a un país cualquiera que sea, sin tener en cuenta su antecedente en el festival. Además, el hecho de dar una sola plaza en Europa para el ganador, aumentaría la competitividad en Asia, luchando todos por la victoria para representar a Oriente en el viejo continente.

A pesar de esto, lo más probable es que Australia participe en Eurovisión tradicional, de manera excepcional al asiático, dado que ya están preparando una preselección nacional para elegir a su representante en Lisboa. Ante esta noticia, mi duda es otra, ¿Será la candidatura australiana en Lisboa, la misma que en Eurovisión Asia?

Y aún más importante, si Australia gana Eurovisión Asia con otro tema distinto al de Eurovisión, ¿Qué candidatura veríamos en Lisboa? ¿Se admitiría un segundo país en Eurovisión Europa?

Como aún es pronto para resolver estas preguntas, les dejo con Isaiah, el último representante australiano en Eurovisión 2017 y su canción “Don’t Come Easy”.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To Top