Home / Spanish / Lituania / Vilija de representar a Lituania en Eurovisión a ser eliminada en la primera etapa del #Eurovizijos

Vilija de representar a Lituania en Eurovisión a ser eliminada en la primera etapa del #Eurovizijos

El pasado sábado tuvo lugar la tercera eliminatoria de Eurovizijos, en la cual artistas con canción propia se jugaban el pase a las semifinales de la competición. Entre los artistas participantes en dicha gala se encontraba Vilija Matačiūnaitė, la extrovertida cantante que representó a Lituania en Copenhague 2014.

Recordemos el paso de la artista sobre el escenario del B&W Hallerne de Copenhague.

Vilija Matačiūnaitė tuvo el honor de representar a Lituania en el festival de Eurovisión 2014, tras ganar la final nacional Eurovizijos de aquel año. La canción con la que acudió al certamen se tituló “Attention”, un tema extrovertido y energético que tuvo la oportunidad de destacar por ser diferente al resto, sin embargo no consiguió el pase a la final, ocupando la undécima posición en la segunda semifinal del concurso, sumando un total de 36 puntos.

Su escenografía contó con un despliegue de tonalidades verdosas y humos claros que, sin duda alguna, provocaron una opinión muy personalizada para los seguidores del festival, marcada desde la atracción hasta el rechazo por lo diferente y abstracto. Sus trajes tampoco sembraron la indiferencia, ya que eran bastante vistosos y peculiares.

Sin embargo, el sábado pasado pudimos volver a ver a la artista con la seguridad y la confianza de querer regresar al certamen, para recuperar la final que no pudo conseguir hace tres años. Su canción se titulaba “I See The Lights” y pese a  realizar un buen directo y un juego de luces adaptado a la ocasión, es-representante lituana no puso conseguir el pase a semifinales.

Considero que su propuesta no dotaba de una estructura memorística y pegadiza a la que nuestros oídos estén acostumbrados, pero tampoco era dañina, ni mucho menos mal visualizada, ya que muchas veces en Eurovisión triunfa lo menos esperado, como es el caso de Jamala el año pasado.

Me gustó bastante el juego de luces blancas empleado para la escenografía, ya que aportaba energía y captaba la atención del espectador.

Este año no ha podido ser para Vilija, pero quien sabe si en futuras ediciones del Eurovizijos volverá a probar suerte y conseguirá la final soñada, que estoy seguro que ya es un reto personal para ella.

Send this to friend