Home / Spanish / Suiza apuesta por el mismo formato por sexto año consecutivo

Suiza apuesta por el mismo formato por sexto año consecutivo

A pesar de ser conscientes de que por un año más Suiza escogería a su representante a través del mismo método de selección, el Die Grosse Entscheidungs Show vuelve con pequeñas modificaciones y todo parece apuntar a que la mecánica será la misma a la que estamos acostumbrados.

¿Crees que Suiza debería de innovar en cuanto a su selección nacional? ¿A qué son debidos los malos resultados del país durante la última década?

Este proceso de selección se lanzó en el año 2011, cuando Suiza se vio envuelta en una caída sin fondo tras anotar cuatro años sin pisar la final del certamen. Así surgió la idea de crear un nuevo sistema de selección para volver a la carga, más convincente y arriesgado.

Así nace el Entscheidungs Show, un programa que daría cavidad a todo tipo de artistas, tanto nacionales como internacionales (con nacionalidad suiza), que conseguiría poner de acuerdo a las tres televisiones nacionales del país.

Con este nuevo sistema, Suiza pareció dar el primer paso de su remontada, que era conseguir pisar la final en Dussedorf, aunque no fuera con la mejor de las calificaciones posibles, ya que ocupó la última posición en la gran final del certamen. Así fue como Anna Rossinelli consiguió devolver un haz de luz y esperanza a la nación suiza con la alegre propuesta ‘In Love For A While’ que consiguió un total de 19 puntos.

En los años posteriores, Suiza fue representada por Sinplus con el tema ‘Unbreakable’ y por el grupo Takasa con la canción ‘You And Me’; quedándose en semifinales en ambas ocasiones.

Todo pareció volver a brillar en 2014, cuando Sebalter colocó de nuevo al país en la final del certamen ganándose el apoyo popular y concluyendo en decimotercera posición. Cierto es que la canción ‘Hunter Of Stars’ consiguió hacer silbar a toda Europa y por consecuente conseguir ser recordada con admiración por el pueblo suizo, ya que supuso la mejor posición del país durante los últimos once años.

De nuevo Suiza se encuentra en una situación crítica, ya que durante las dos últimas ediciones del certamen, se ha encargado de ocupar las últimas plazas en sus respectivas semifinales, suponiendo una humillación para la nación progenitora de Eurovisión.

Debido a estos nefastos resultados en el festival, los eurofans hemos podido llegar a plantear un cambio en el método de selección de candidato suizo, debido a que una retirada del país creador supondría un duro golpe para el certamen, y no considero que Suiza esté por la labor de tirar la toalla.

Suiza no se ha planteado ningún cambio importante al respecto, pero sí que ha eliminado la plataforma on-line donde todas las canciones participantes eran publicadas para someterse a un proceso de elección por cadenas que seleccionaría a los candidatos para las audiciones.

Yo me alegro de que se haya tomado este pequeño avance, ya que costaba de un elevado tiempo en muchos seguidores del certamen, destinado a escuchar una excesiva cantidad de propuestas que no iban a conseguir pasar a la siguiente fase.

También considero que no hay nada más aburrido que una tarde de mantita visualizando las audiciones de la selección suiza, ya que todos los artistas interpretan sus respectivas canciones entre dos y cuatro ocasiones, para asegurarse de que todo está correcto bajo el ojo de los jurados. Estas audiciones pueden costar más de ocho o diez horas para todo aquel que desee visualizarlas.

Respecto a la final, los seis aspirantes son sometidos a dos cribas, durante la primera de ellas, cada artista deberá de realizar una cover para demostrar su capacidad vocal y sus zonas de confort. Mientras tanto, en la segunda criba deberán de presentar sus apuestas para el certamen con la intención de proclamarse como el próximo representante suizo en el festival de Eurovisión.

Yo personalmente veo una estupidez la primera criba, ya que lo que importa es elegir una apuesta correcta para el festival y ya habrá tiempo de juzgar las cualidades de cada representante. No obstante, creo que le da juego al programa además de abarcar mayor tiempo evitando así publicidad o intervalos.

En definitiva, creo que con los antecedentes que hemos tenido, mucho ha de cambiar el método de selección suizo para lograr conquistar el festival de Eurovisión, pero siempre se puede esforzar y sorprender para ofrecer el mejor de los espectáculos posibles.

Send this to friend