Home / Spanish / España / Jaime Cantizano, una buena noticia

Jaime Cantizano, una buena noticia

La intriga que ha rodeado el anuncio del presentador de Objetivo Eurovisión me trajo ingratos recuerdos de la forma en la que se desgranó la información sobre la participación de Edurne en 2015 con Ieieeeooo… Perdón; con Amanecer. ¿En qué estaría yo pensando…? Por lo menos en esta ocasión no han estirado tanto el chicle del suspense y ya sabemos que el presentador será Jaime Cantizano. Eso es una buena noticia. Buena no: una gran noticia. La mejor de las revelaciones hechas hasta ahora en todo este culebrón de Objetivo Eurovisión.

En todo lo que rodea al Festival las reacciones son apasionadas y viscerales, sobre todo cuando son negativas. Pero sobre que este jerezano con muchas horas de pantalla sea el presentador de la preselección nacional española parece que hay consenso y sosiego entre el público. Eso ya es positivo.

Echando mano al tema que nos ocupa, Jaime Cantizano es una buena elección porque tiene tablas, experiencia, es un rostro conocido y, sobre todo, tiene mucho estilo. Sabe dirigirse al público en sus casa y a quien está en el estudio. Sabe llevar el control del programa que presenta. Él ha hecho mucha televisión y radio desde que dejó Dónde estás, corazón, pero ya en aquel programa demostró su valía. Fácilmente se montaba un guirigay, pero cuando las cosas se desviaban Jaime tomaba la iniciativa para enderezar la situación. En general lo lograba, salvo algunas ocasiones con La Veneno, que en paz descanse. Esas entrevistas eran más complicadas porque Cristina era de armas tomar, pero el bueno de Jaime Cantizano, con el mejor talante que le permitía la situación, la devolvía al buen camino. Eso me hace preguntarme: qué habría hecho él con John Cobra aquel 2010…

El jerezano tiene carisma y naturalidad al presentar. La cámara lo quiere pero él la ignora y actúa como si no estuviera allí observándolo. El plató de televisión es su medio natural. No titubea ni le tiembla un músculo cuando algo se sale del guión. Improvisa o cambia el registro según haga falta. Sabe lo que tiene que hacer y como reaccionar. Con pinganillo puede que sea fácil, pero decir que se va a publicidad en lugar de a la siguiente sección de la emisión sin que parezca una equivocación lo consiguen pocos.

El anunciado presentador de Objetivo Eurovisión además es guapo a rabiar, por qué no decirlo. Un rostro atractivo es un aliciente más para asomarse a la pantalla. Y esa sonrisa no la tiene cualquiera.

No sé qué dirán ustedes, señores lectores, pero que este experimentado hombre de la televisión sea el que ponga la cara y la voz a nuestra selección nacional me ha reavivado las ganas de ver Objetivo Eurovisión. Quiero descubrir cómo lo hace Jaime. Por supuesto las comparaciones con Anne Igartiburu van a ser inevitables a la par que odiosas. Le agradezco a Anne enormemente el esfuerzo e interés puestos estos años, pero he de confesar que deseaba ver caras nuevas en las galas eurovisivas de TVE. Ciertamente no han podido elegir mejor.

Jaime: ¡suerte! Aunque no te hace falta.

Que tengan un buen día…

Send this to friend