Home / Spanish / Historia de un festival: Eurovisión 1957

Historia de un festival: Eurovisión 1957

Avanzamos un año más en la historia del festival de Eurovisión y nos situamos en su segunda edición, celebrada en Alemania el 3 de Marzo de 1957.

El número de telespectadores aumento, aunque aún así la mayoría de los espectadores eran radiofónicos.

En esta segunda edición del festival participaron un total de 10 países, tres más que la anterior: Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Suiza; a los cuales se les sumó el debut de Austria, Dinamarca y Reino Unido.

La verdad que nos encontramos en una época muy distinta respecto a la actual, como por ejemplo no había tanta insistencia en albergar el festival después de ganar. Inclusive, a pesar de la victoria suiza en 1956, el festival se organizó en Alemania tras la negativa del ente suizo a albergarlo dos años seguidos.

Otro de las curiosidades más destacadas fue la permisión de dúos musicales, y no solo de solistas como el año anterior. Así pues Dinamarca envió a  Birthe Wilke y Gustav Winckler.

Una de las mayores curiosidades fue la polémica en torno a la canción italiana, que tenía una duración de más de cinco minutos y algunos países pedía que fuera descalificada. Su contrapunto se lo llevó Reino Unido, cuyo tema no llegaba a los dos minutos de duración. Esto provocó que en el año 1962 el límite máximo se situara en torno a los 3 minutos.

El sistema de votación también fue modificado, pues ahora cada país enviaría a 10 personas que compondrían su jurado, y cada uno de ellos otorgarían un punto a su canción favorita, no pudiendo votarse a sí mismos (una norma que tarde o temprano acabaría sucediendo, y que me alegro que fuese tan pronto). También se hicieron públicas todas las votaciones para evitar presagios y rumores.

La verdad es que hubo actuaciones muy llamativas, así como los silbidos del artista belga, o la llamada telefónica de la propuesta alemana. Esta última contenía en su canción frases en Francés, inglés, alemán e incluso en español.

Me llamó mucho la atención el retorno de la ganadora del año anterior, Lys Assia, que lejos de ganar quedó en una penúltima posición. Por este motivo creo que un ganador no debe retornar al certamen, pues es muy difícil mejorar su marca.

En mi opinión, entendiendo que un puesto arriba o un puesto abajo no varía mucho, pues eran muy pocos países, es que la representante del Reino Unido quedó peor de lo que merecía. Obtuvo una séptima plaza, pero considero que merecía bastante más.

Aquí os dejo mi Top 10 sobre el Festival de Eurovisión de 1957:

Send this to friend